2 destinos alternativos a los de sol y playa en verano

Chile, esquiar en verano

Si eres aficionado al esquí, viajar a Chile en agosto te permitirá coger de nuevo ese equipo que tenías guardado desde hace varios meses, de modo que no tengas que esperar hasta el nuevo invierno para practicar tu deporte favorito. Y es que la cordillera de Los Andes, frontera natural entre Argentina y Chile, tiene las cumbres más altas de América y algunas de las mejores estaciones de esquí del mundo.

A tan sólo 40 kilómetros de Santiago de Chile, ciudad en la que disfrutar unos días de su patrimonio arquitectónico, de sus museos, del vino de la tierra y del pintoresco barrio de Bellavista, se encuentra una de las principales estaciones del país, El Colorado. Abre de junio a octubre y es una excelente opción para viajar con la familia, ya que esta estación chilena cuenta con pistas para todos los niveles y una escuela para iniciarse en el esquí. El complejo de El Colorado es además un lugar donde podrás alojarte unos días y disfrutar de su oferta gastronómica y ocio.

También cerca de Santiago se encuentra uno de los complejos de esquí más extensos y modernos del continente, Valle Nevado. Esta estación es el paraíso para los que, además del esquí clásico, os gusta practicar variantes como el esquí acrobático, el esquí de estilo libre, el salto en esquí, el snowboarding o el heliesquí.

En Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago, se encuentra Portillo, un exclusivo centro de esquí que cuenta con un hotel característico por esa piscina en la que podréis vivir la experiencia única de daros un baño presenciando el paisaje nevado de las cordillera de los Andes.

Más alejado de la capital, en el centro de Chile, se encuentra la estación de Termas de Chillán, ideal para los que, además de esquiar, disfrutáis en vuestros viajes con esas maravillosas estampas que nos deja la madre naturaleza. Esta estación permite recorrer en moto de nieve los impresionantes bosques que la rodean. Otra alternativa de ocio en Chillán son sus aguas termales.

chile es ideal para esquiar cuando en España es verano

Islandia, practicar deportes en la naturaleza

Islandia es un país que solemos asociar al frío extremo, pero si viajamos en agosto nos encontraremos con un tiempo agradable cuyas temperaturas máximas no suelen sobrepasar los 25 grados. Los amantes de los días largos también estaréis de suerte en este viaje, ya que en agosto veréis la claridad casi durante las 24 horas del día. Además del sol de medianoche, desde finales de agosto ya podrás contemplar las auroras boreales (seguro que más de uno ya las estabais echando de menos en este post). En Islandia existen hoteles “astronómicos” cuyos ventanales nos permiten observar ambos fenómenos y recibir clases sobre los mismos.

Temperatura óptima y abundantes horas de luz nos permiten disfrutar también de actividadesoutdoor ya sea en la calle o en el campo. Islandia es un país con una riquísima naturaleza que nos permite realizar infinidad de deportes al aire libre en verano: senderismo, pesca, excursiones en quad o mountain bike, kayak, surf, esquí, escalada, parapente, natación, submarinismo o equitación. Por cierto, es muy típico montar a caballo islandés en las granjas, que permiten además alojaros en alguna de sus características casitas con tejado de hierba.

Disfrutar de la naturaleza en este país nórdico también pasa por visitar el “Círculo dorado”, al sur, formado por los géiseres de la zona geotérmica de Geysir, el parque nacional de Thingvellir y los vestigios del Althing, y la maravillosa cascada de Gulffos.

Además, visitar Islandia en agosto os permitirá realizar un road trip a aquellos amantes de la carretera más aventureros. En verano, las carreteras interiores del país se encuentran abiertas a todos los vehículos, cosa que no ocurre en el resto del año. Aun así, algunas de ellas sólo es posible atravesarlas con un 4×4.

Párrafo dedicado a los urbanitas. Los atractivos de Reikiavik son su marcha nocturna, los locales de moda y arte vanguardista, el mercado de Kolaport y su particular gastronomía, en la que lo más normal que podéis comer es el pylsa (perrito caliente) y pescados como el salmón, la trucha o el bacalao. Y es que los islandeses consumen carne de tiburón, de ballena, de frailecillo, de reno y casquería variada de cordero. ¿Os hace?

islandia en verano te permite alojarte en una granja y disfrutar de la naturaleza

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s